"La inteligencia de una sociedad es inversamente proporcional a su deseo de ser sometida por su propio Gobierno". (El Filóloco)

"Mientras que los judíos han conseguido que el antisemitismo sea un delito, los españoles hemos conseguido
que el antiespañolismo (el insulto y la vejación de todo lo español) sea un derecho democrático". (El Filóloco)

Vota a Pepe
Acceder



NO TE PIERDAS HOY.....

domingo, 7 de noviembre de 2010

Todo por la Pasta



Ver el vídeo en You Tube

Me acuerdo ahora mismo del título de aquella película española de hace años que, parafraseando el lema de la Guardia Civil, "Todo por la Patria", se titulaba "Todo por la Pasta".

Viene esto a cuento del vídeo que os he dejado al comienzo del artículo en el que puede verse cómo, hace unos días, la Guardia Civil impide el paso a misa de los fieles que acuden a su celebración en el Valle de los Caídos.

Como puede verse, el que dirige todo este cotarro prohibicionista es un teniente de la Guardia Civil sin uniformar. Todo muy al estilo de la policía secreta venezolana y de otro paraísos democráticos -como Marruecos y similares- en los que los agentes del orden no necesitan uniformarse para imponer el desorden.

Para los lectores de este blog que no sean españoles les explicaré que el Gobierno fascista-socialista que once millones de merluzos eligieron para España ha prohibido el acceso al Valle de los Caídos -construido por el anterior dictador, Francisco Franco, predecesor del actual, Zapatero- aunque sólo sea para celebrar una simple e inocente misa en su basílica.

Lo sorprendente de este caso es que la encargada de escudar este impresionante monumento de cualquier tentación religiosa es, ni más ni menos que la Guardia Civil:

Sí, la Guardia Civil, aquellos fieles servidores de la ultracatólica represión franquista son ahora los encargados de sacar a flote la satanizante y acomplejada política de persecución del cristianismo de este afeminado -que no feminista- Gobierno que padecemos.

Estos señores del bicornio -que no tricornio- se han convertido, de repente, por arte de birlibirloque, en los mamporreros del laicismo a palos, del ateísmo forzoso, de la represión religiosa...

Aduciendo el siempre cómodo principio de la "obediencia debida" y del "yo sólo obedezco órdenes" no le hacen ascos ahora a reprimir lo que antes imponían por la fuerza.

Órdenes son órdenes.

Yo soy sólo un mandado.

Pero, eso sí, cuando llega la orden de protestar por el dinerete, parecen olvidarse por completo del respeto y la obediencia a sus superiores, como podemos ver en la sarta de gritos, protestas e insultos que le dedicaron hace unos días a su comandante en jefe, el ministro Rubalcaba:



Ver el vídeo en You Tube

¿Ven por algún lado de este vídeo el respeto a la jerarquía y "la obediencia debida"?

La represión ante gente sencilla, que sólo quiere celebrar sus oficios religiosos, no ofrece problema alguno, señores... Pero, eso sí... cuándo se toca el parne... Eso es otro tema...

Todo por la pasta, señores.

Todo por la Pasta




Related Posts with Thumbnails