"La inteligencia de una sociedad es inversamente proporcional a su deseo de ser sometida por su propio Gobierno". (El Filóloco)

"Mientras que los judíos han conseguido que el antisemitismo sea un delito, los españoles hemos conseguido
que el antiespañolismo (el insulto y la vejación de todo lo español) sea un derecho democrático". (El Filóloco)

Vota a Pepe
Acceder



NO TE PIERDAS HOY.....

jueves, 4 de noviembre de 2010

Altísima irresponsabilidad

He estado a punto de titular este artículo "Toma el dinero y corre", como la famosa película de Woody Allen, pero, finalmente me he decidido por la esencia del asunto que quiero tocar.

Todavía no salgo de mi asombro de lo que pude escuchar ayer, entre las 21:30 y las 22:00 en el programa radiofónico
"A Fondo"
, del periodista Enrique de Diego.

Respondiendo a una presunta carta que le había enviado una oyente de la emisora, en la que dicha señora manifestaba, temerosa, su inquietud ante el peligro que podían correr en España sus ahorros de toda la vida y en la que preguntaba si sería conveniente retirar todos sus fondos del banco e invertirlos, por ejemplo, en otros activos, como el oro, los tertulianos manifestaron los siguiente:
  1. En el año 2011 -según ellos- se producirá la "quiebra" o "suspensión de pagos de España". En ese programa suelen emplear indistintamente ambos términos -como si fueran lo mismo- que, desde luego, asustan a todo el personal no versado en las lides económicas. Que yo, sepa señores, nunca se ha producido en la Historia la quiebra de un país -a lo sumo, de la administración estatal- pero sí la suspensión de pagos. Una nación prácticamente no puede quebrar, porque el conjunto de sus activos -es decir, el conjunto de las propiedades del Estado y de los ciudadanos particulares- sí podría sufragar con creces la deuda externa. Otra cosa es que tuviera que suspender pagos por ausencia de liquidez, episodio que, tristemente, se produce de vez en cuando en naciones mal gestionadas por ineptos y/o corruptos gobernantes. Lo más sorprendente de este asunto es la "capacidad" de vaticinio de los contertulios de dicho programa y -en general- de la emisora Intereconomía: parece que lo saben todo de todo. Conocen con precisión, que se va a producir una quiebra/suspensión "de España" a la que asignan una concreta fecha: 2011. Son realmente dignos de admiración estos augures del histerismo, estos nuevos Nostradamus del terror psicológico que, desde esas ondas, nos horadan el cerebro cada día a los pardillos de la Derecha.

  2. Desde hace meses -también según ellos- mucha gente del País Vasco y Cataluña están cruzando la frontera hispanofrancesa con su dinero para depositarlo en bancos galos.

  3. En el mencionado programa, aconsejaron, además, que se saque todo el dinero de los bancos españoles para depositarlos en entidades financieras extranjeras -nombraron explícitamente al Barclays Bank y al Deutsche Bank-, exigiéndoles, además que las cuentas fueran transferidas a sucursales fuera de España.

Bien.

¿Se imaginan ustedes que todos los españoles, hoy mismo, comenzáramos a hacer eso?

Desde luego, "quebraría" inmediatamente España: pero no el año que viene, sino la semana que viene.

...Luego dirían que "ya lo advirtieron"... los mismos que provocaron la situación.

Todo lo que se dijo en dicho programa es de una altísima irresponsabilidad, de una gravísima irresponsabilidad, pues es, ni más ni menos, que una explícita incitación a todos los españoles a que saquemos todo el dinero de España.

No sé si está tipificado como delito la incitación pública al pánico económico, como tampoco sé si es delictiva la incitación a la insumisión fiscal, pero, si no lo es, debiera serlo.

Es inconcebible que un medio privado de radiodifusión pública propague a los cuatro vientos un discurso completamente incendiario que podría conducir al caos económico de la sociedad.

Ya saben ustedes que no soy nada partidario del socialismo y que estoy deseando que el Partido Popular sustituya en las labores de Gobierno a este socialismo inepto y despilfarrador.

Pero, tras el discurso que escuché anoche, empiezo a preguntarme si no tienen algo de razón los socialistas cuando califican de "ultra" a la emisora Intereconomía, pues no se puede calificar de otra forma a un medio de comunicación que está propagando un pánico psicológico que puede conducir irremediablemente a un auténtico caos económico. Da la sensación de que estos discursos incendiarios forman parte de la preparación de un caos organizado, perfectamente trazado, para que cobre pleno sentido aquel refrán de "A río revuelto, ganancia de pescadores".

Señor don Enrique de Diego: le sugiero que cambie el nombre de su programa -"A Fondo"- y lo sustituya por el de "Al Fondo": pues al fondo del abismo es adonde usted y sus contertulios parecen querernos llevar.




Related Posts with Thumbnails