"La inteligencia de una sociedad es inversamente proporcional a su deseo de ser sometida por su propio Gobierno". (El Filóloco)

"Mientras que los judíos han conseguido que el antisemitismo sea un delito, los españoles hemos conseguido
que el antiespañolismo (el insulto y la vejación de todo lo español) sea un derecho democrático". (El Filóloco)

Vota a Pepe
Acceder



NO TE PIERDAS HOY.....

sábado, 2 de julio de 2011

La verdadera finalidad de la Constitución de 1978


Cuesta trabajo a veces explicar a un extranjero las virtudes de la Constitución Española de 1978, básicamente cuando incidimos en los siguientes aspectos:

Es una Constitución que divide artificialmente el país en 17 miniestados sin ninguna base histórica ni pragmática alguna.

"Reinstaura" tanto una institución monárquica como una dinastía por dos veces expulsada de España.

Da prioridad a la reinserción sobre el castigo de todo tipo de delincuentes, con los catastróficos resultados que observamos día a día, en los que auténticos asesinos, cumpliendo unas penas mínimas, adquieren la libertad a los pocos años, abofeteando con ello la dignidad de las víctimas de sus delitos y de sus familiares.

Pero la razón de ser de semejante despropósito ha sido que esta Constitución se construyó con dos finalidades básicas:

En primer lugar, ser un mero adorno, un enjoyado envoltorio diseñado para enmascarar una Jefatura de Estado inelegible, transmisible por herencia e impuesta por un dictador. Así, a cambio de un votito cada cuatro años, creemos que vivimos en un auténtico sistema democrático y nos quedamos tan contentos...

Y, en segundo lugar, aumentar hasta el infinito el reparto de la tarta de los cargos públicos: multiplicando por 17 (más las dos ciudades autónomas) el sistema parlamentario (con sus correspondientes miles de diputados autonómicos), los gobiernos (presidentes autonómicos y consejerías) y la añadida ristra de funcionariado regional que todo ello conlleva... De esta forma había sitio para todos... para los franquistas y para la nueva hornada de "demócratas de toda la vida", que habían pasado todos esos años de dictadura peloteando a su correspondiente jefe de bigotillo fino...

Esas dos son, señores, las únicas razones de que nuestra Constitución, única en el mundo y digna de figurar en el libro de los despropósitos de la Historia, sea como es y carezca por completo de la más mínima racionalidad y lógica alguna...



Related Posts with Thumbnails